Rodríguez Borgio habla sobre su éxito empresarial

Rodríguez Borgio entrevista

Óscar Rodríguez Borgio, dueño de los Casinos y Fundación Big Bola, se ha convertido en un referente de éxito dentro del mundo empresarial de América Latina.

Actualmente, el empresario queretano dirige 17 salas de juego en la República Mexicana y una más en la ciudad de Panamá. Además, con la ayuda de su hermano Javier, dirige una consultoría que asesora a quienes quieren iniciarse en el negocio de los juegos de azar.

En entrevista, Rodríguez Borgio habló sobre el camino que tuvo que recorrer para llegar a consolidar una de las compañías más sólidas y socialmente responsables de México.

¿Cómo surge la idea de emprender un negocio de casinos?

La idea de incursionar en el negocio de los juegos con apuesta surge en complicidad con mi hermano Javier, quien al igual que yo cuenta con una licenciatura en Administración de Empresas. Los dos teníamos ganas de poner en práctica todo lo que habíamos aprendido tanto en la escuela como en proyectos de negocios anteriores.

Los casinos de los hermanos Rodríguez Borgio se distinguen por su modelo de juego responsable. ¿Podrías contarnos más en qué consiste este modelo?

Cuando decidimos crear Casinos Big Bola nos dimos a la tarea de investigar todo lo relacionado con la ludopatía y nos dimos cuenta de lo importante que era diseñar un modelo que permitiera a nuestros clientes tener una experiencia de juego de juego diferente, pero sobre todo sana. Por ello decidimos incluir en nuestras salas un módulo de atención en el que además de información para orientar a nuestros visitantes sobre los centros que pueden ayudarlos en caso de que crean que están desarrollando una adicción.
También se habilitó el teléfono 01800 00 2442652 y el correo electrónico teescucho@bigbola.com a través de los cuales los clientes pueden solicitar que se les restrinja el acceso nuestros casinos por un mínimo de 6 meses.

Sabemos que dentro de los casinos de Javier y Óscar Rodríguez Borgio el bienestar y satisfacción de los clientes es lo principal, pero ¿ocurre lo mismo con los empleados?

Por supuesto. En Casinos Big Bola nuestros colaboradores tienen la misma importancia que los clientes, que los socios y que los accionistas. Actualmente contamos con una plantilla superior a las 3 mil 500 personas entre las que se encuentran personas con alguna discapacidad.
Mi hermano Javier Rodríguez Borgio y yo nos encargamos de fomentar su crecimiento profesional al interior de los complejos, así como su estabilidad económica con salarios competitivos y prestaciones de ley.

Nos queda claro que es así, puesto que tu hermano recibió el premio Empresario del Año en Querétaro por fomentar la responsabilidad social y por las buenas acciones de la Fundación Big Bola. ¿Nos podría contar más acerca de este proyecto?

Veras, mi hermano y yo creamos Fundación Big Bola en 2010 como una forma de honrar a nuestro padre, quien desde muy pequeños nos inculcó el valor de ayudar a quienes más lo necesitan. Él lo hacía con los niños pobres de nuestra comunidad y ahora nosotros lo hacemos con los niños y jóvenes de todo el país. Desde los que necesitan una silla de ruedas hasta quien requiere un trasplante de órgano, todos tienen cabida en la fundación.

Es muy valioso el trabajo que tú y tu hermano hacen para apoyar a la sociedad mexicana, y suponemos que también debe ser complicado, así que cuéntanos, Óscar, ¿los hermanos Rodríguez Borgio trabajan solos?

Para nada. Un trabajo como el de Fundación Big Bola requiere la colaboración de otras organizaciones y personas. Nosotros, por ejemplo, trabajamos de cerca con algunos DIF municipales y estatales, con otros empresarios y con organizaciones de la sociedad civil como Sólo por Ayudar, AMAC Querétaro y la Fundación Mexicana contra el Cáncer de Mama.

Bien, pues ya para terminar, ¿podrías contarnos qué es lo que viene para Casinos Big Bola y para los Rodríguez Borgio?

Pues principalmente esperamos que este año la Cámara de Senadores apruebe la nueva Ley de Juegos y Sorteos, pues los dueños de casinos necesitamos certidumbre jurídica y una legislación más actualizada que proteja a nuestros negocios y clientes de posibles prácticas ilegales como el lavado de dinero.
En cuanto a nosotros, esperamos que Casinos Big Bola siga creciendo y manteniendo su auge en la industria, ya que de ello depende que cada vez más mexicanos reciban las ayudas que otorga Fundación Big Bola.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *